Aceptar Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Traslado de la persona fallecida al tanatorio

Una vez contratada, la empresa funeraria ya puede hacerse cargo de la recogida del fallecido. Para ello es imprescindible disponer del DNI del difunto y del certificado médico de defunción.

Respecto a la ropa con que se vestirá a la persona fallecida, la familia decidirá como desea que vaya vestido. Lo habitual es hacerlo con un hábito o mortaja que proporcione la empresa funeraria, pero usted puede decidir vestir al difunto con la ropa que desee. Si éste es su caso, tenga preparado el vestuario para entregarlo a la funeraria.

Usted debe requerir a la funeraria la máxima rapidez de recogida, especialmente si la defunción ha tenido lugar en el domicilio.

Documentación básica necesaria:

  • DNI de la persona fallecida.
  • DNI de la persona que realice la contratación de los servicios funerarios.
  • Certificado de defunción.
  • Documentación de la sepultura en caso de que disponga.
  • Póliza de seguro de decesos, si la tiene.

Los casos judiciales:

Si la defunción se produce en la vía pública o es debida a una muerte con violencia, entra en un proceso judicial, siendo juez o forense los encargados de autorizar el levantamiento del cadáver. En cualquier caso, el cuerpo del difunto será trasladado a un depósito judicial a la espera de la autopsia o de la decisión del juez. La empresa funeraria, una vez conocida la decisión judicial, recogerá al difunto en el depósito judicial y realizará los servicios encomendados por la familia, de manera similar a un proceso funerario normal.

En EMUCESA nos ocupamos de todo.

Acudiremos con rapidez tras la recepción de su llamada y desde ese momento nos ocuparemos de todo para que usted no tenga que preocuparse por nada.