Aceptar Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Historia de nuestro cementerio

Vista general del cementerio de San José

Enclavado en la Dehesa del Generalife, forma parte del conjunto histórico de la Alhambra.

Su inicio se data en el año 1805, siendo el segundo cementerio municipal más antiguo de España, cuando el conocido como “Cementerio de las Barreras”, coincidente con el hoy denominado Patio Primero, se consolida como cementerio general de la ciudad con 7.000 sepulturas. Las primeras ampliaciones se realizaron en 1.844 y 1894, elevando a 12.000 el número de ellas.

Desde entonces, su desarrollo se ha llevado a cabo al albur de necesidades y tendencias constructivas, mediante proyectos diversos y varias ampliaciones reflejo, en definitiva, del devenir urbanístico de la ciudad a lo largo del tiempo. Proyectos sucesivos que van marcando la estética del recinto: fosas de tierra, edificios de nichos, columbarios y bóvedas de diferentes formas y alturas, panteones y tumbas, junto a espacios ajardinados y para la conservación de cenizas, jalonan su crecimiento durante estos más de dos siglos, hasta ocupar hoy una extensión de 110.000 m2 y contar con más 50.000 unidades de enterramiento. Su desarrollo actual y futuro se enmarca en tres ejes prioritarios: preservación de los espacios histórico-artísticos para integrarlos en los circuitos turístico/culturales de la ciudad,  mejora permanente en sus servicios  y  paulatina transformación para adaptarse a las necesidades derivadas de la cremación.

El Cementerio de Granada, enclavado en la Dehesa del Generalife, forma parte del conjunto histórico, monumental y paisajístico de la Alhambra. En su interior, además de alojarse las tumbas de gran parte de las personas relevantes de la ciudad en todos los ámbitos: cultural, social, económico y político, acoge interesantes muestras de la escultura y la arquitectura funerarias de los siglos XIX, XX y XXI, muchas de ellas catalogadas y  realizadas por arquitectos, escultores y artístas significativos granadinos, españoles e internacionales. Junto a ellas la antigua capilla neorrománica (1908), las singulares vistas de Sierra Nevada, Granada y su vega, el Espacio Memoria de Granada (2007) y los restos arqueológicos del Palacio Nazarí de los Alixares (siglo XIV), conforman un conjunto histórico-artístico único.