Aceptar Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Prestaciones por fallecimiento

La Seguridad Social protege el riesgo de fallecimiento del trabajador

El sistema de la Seguridad Social protege el riesgo de fallecimiento del trabajador. Así, en caso de muerte, cualquiera que fuese su causa, se otorga, según los supuestos, alguna o algunas de las prestaciones que se estudian a continuación.

1 - SUJETOS CAUSANTES

Pueden causar derecho a las prestaciones enumeradas:

  • Los trabajadores afiliados a la Seguridad Social y en alta, o situación asimilada, en el momento de producirse el hecho causante
  • Los pensionistas de incapacidad permanente.
  • Los pensionistas de jubilación
  • Los perceptores del subsidio de incapacidad temporal o de prestación por desempleo.

2 - PRESTACIONES QUE COMPRENDE

A) - AUXILIO POR DEFUNCIÓN: El fallecimiento del causante da derecho a la percepción inmediata de un auxilio por defunción, para hacer frente a los gastos de sepelio, a quien los soporte. La cuantía de la prestación consiste en el abono de 46,50 €.

Esta prestación prescribe a los cinco años contados desde el día siguiente del fallecimiento.

B) - PENSIÓN DE VIUDEDAD: A favor del cónyuge o ex cónyuge del fallecido, así como los sobrevivientes de una pareja de hecho siempre que se reúnan los siguientes requisitos:

Existencia de vínculo matrimonial previo o se acredite la convivencia en los caso de parejas de hecho.

Alta o situación asimilada del causante. No obstante también se accede a la pensión de viudedad siempre que el causante haya completado un periodo de cotización de 15 años.

Tener cubierto un periodo de cotización de 500 días dentro de los 5 años anteriores al hecho causante. Con la excepción del accidente laboral o la enfermedad profesional que no requieren ningún periodo previo de cotización.

En el supuesto de separación o divorcio, la pensión de viudedad corresponde a quien sea o haya sido cónyuge legítimo, siempre que no hayan contraído nuevas nupcias, en la cuantía proporcional al tiempo convivido con el cónyuge fallecido.

La pensión de viudedad es compatible con cualquier renta del trabajo o con la pensión de vejez o incapacidad permanente del beneficiario. Es incompatible con el reconocimiento de otra pensión de viudedad en cualquier régimen de la S. Social, salvo que las cotizaciones acreditadas en cada uno de los regímenes se superpongan, al menos, durante 15 años.

C) - PENSIÓN DE ORFANDAD: Son beneficiarios de dicha pensión:

  • Los hijos del causante, con independencia de la naturaleza legal de su filiación (matrimonial, no matrimonial o adopción)
  • Los hijos del cónyuge supérstite, cualquiera que sea su filiación, que éste haya llevado al matrimonio, cuando se den las siguientes condiciones:
  • Que el matrimonio se haya celebrado con 2 años de antelación a la fecha del fallecimiento del causante.
  • Que se pruebe que convivía con el causante y a sus expensas.
  • Que no tenga derecho a otra pensión de la Seguridad Social ni familiares con obligación de prestarle alimentos.

Los supuestos en que deben encontrarse los hijos para ser beneficiarios son alguna de las siguientes:

  • Hijos incapacitados para el trabajo en un porcentaje valorado en un grado de Incapacidad Permanente Absoluta o Gran Invalidez.
  • Hijos menores de 21 años.
  • En el caso de orfandad absoluta, hijos menores de 25 años que no realicen trabajo lucrativo, por cuenta propia o ajena, o realizándolo sus ingresos, en computo anual, no superen el SMI.
  • En el caso de que sobreviva uno de los progenitores,hijos menores de 25 añossi el huérfano no trabaja o sus ingresos son inferiores al Salario Mínimo Interprofesional.

Para generar el derecho a esta pensión, es necesario que el causante, en el momento del fallecimiento cumpla las siguientes condiciones:

  • Estar en alta o situación asimilada al alta.
  • Tener cubierto un periodo de cotización de 15 años

D) - PENSIÓN A FAVOR DE FAMILIARES: Son beneficiarios de la pensión a favor de familiares los consanguíneos del causante (que reúnan las condiciones señaladas y tengan cubierto el periodo de cotización igual al exigido para la pensión de viudedad) siguientes:

Hermanos y Nietos. Siempre que:

  • Sean huérfanos de padre y madre.
  • Hayan convivido con el causante y a sus expensas con dos años de antelación, como mínimo, al fallecimiento de aquel.
  • No tengan derecho a ninguna pensión pública.
  • Carezcan de medios de subsistencia y no queden familiares con obligación o posibilidades de prestar alimentos.
  • Sean menores de 18 años o mayores de dicha edad que tengan reducida su capacidad de trabajo en un porcentaje igual al exigido para la Incapacidad Permanente Total o Gran Invalidez.
  • Los menores de 22 años siempre que se tengan unos ingresos inferiores al 75% del SMI.

Hijos o hermanos. También se reconoce el derecho de los hijos y hermanos de pensionistas de incapacidad permanente o jubilación contributivas, cuando:

  • Sean solteros, viudos o divorciados.
  • Mayores de 45 años.
  • Acrediten una dedicación prolongada al cuidado del causante.
  • Hayan convivido con el causante y a sus expensas, al menos, con dos años de antelación a su fallecimiento.
  • No tengan derecho a pensión pública o prestaciones de la Seguridad Social.
  • Carezcan de medios propios de vida y de familiares con obligación de prestarles alimentos.

Madres y abuelas. Los requisitos que han de reunir son:

  • Ser solteras, viudas o casadas cuyos maridos estén incapacitados para el trabajo.
  • Convivencia con el causante y a sus expensas, al menos dos años antes.
  • Inexistencia de otra pensión.
  • Carencia de medios propios de vida.
  • Inexistencia de familiares con posibilidad y obligación de prestaralimentos.

Padres y abuelos:

  • Que tengan cumplidos los 60 años o se hallen incapacitados para el trabajo.
  • Que reúnan los restantes requisitos exigidos a madres y abuelas.

Son beneficiarios de estas prestaciones los que, reuniendo los demás requisitos, hayan vivido con los causantes en acogimiento o prohijamiento. Así, si una persona vive desde la infancia como miembro del grupo familiar, y, posteriormente, se dedica al cuidado del que ejercía como padre, pensionista de jubilación, viviendo a sus expensas y sin medios de vida propios, a su fallecimiento, siendo mayor de 45 años, puede solicitar la pensión a favor de familiares.

E) - SUBSIDIO TEMPORAL EN FAVOR DE FAMILIARES: Tienen derecho al mismo los hijos y hermanos del fallecido que reúnan en el momento del hecho causante los siguientes requisitos:

Mayores de 22 años, solteros o viudos, separados o divorciados.

Que convivan con el trabajador fallecido.

A sus expensas con dos años de antelación como mínimo a la fecha de su fallecimiento.

Que no tengan derecho a pensión.

Que carezcan de medios de subsistencia propios.

Que carezcan de familiares con obligación y posibilidad de prestarles alimentos.

3 - DOCUMENTACIÓN A PRESENTAR

En todos los casos:

  • Documento Nacional de Identidad o Tarjeta de Residencia del solicitante.
  • Documento Nacional de Identidad de los huérfanos y de otros familiares mayores de 14 años, que convivían con el fallecido y a su cargo.
  • Certificación del Acta de Defunción.
  • Libro de familia actualizado o, si no lo tiene, Certificación de Matrimonio y/o Nacimiento de los hijos, expedidas por el Registro civil.

Sólo si el fallecido trabajaba cuando ocurrió la defunción:

  • Documentación relativa a la cotización.

Sólo si se encuentra en alguna de estas situaciones:

  • Sí es separado/a o divorciado/a: sentencia de separación judicial o divorcio.
  • Sí hubiera más de un beneficiario llamado al disfrute de la pensión de viudedad: declaración de convivencia.
  • Sí es tutor del/los menor/es: documentación acreditativa de la tutela y Tarjeta de Identificación Fiscal de los huérfanos.
  • Sí es huérfano absoluto por haber fallecido el padre y la madre: certificación del Acta de Defunción de ambos.

4 - CUANTÍA DE LAS PENSIONES

La cuantía de las pensiones depende del tiempo cotizado, el importe de las bases de cotización y las circunstancias familiares del causante: En cada caso se requerirá hacer un estudio particular.

5 - LUGAR DE PRESENTACIÓN, TRAMITACIÓN E INFORMACIÓN

En las Agencias y Administraciones del Instituto Nacional de la Seguridad Social.

También puede tramitarse, y descargarse impresos, en la Sede Electrónica de la seguridad Social, donde consta también toda la información.

Dirección de Internet:

http://www.seg-social.es/Internet_1/Trabajadores/PrestacionesPension10935/Muerteysupervivencia